Conoce cómo utilizar la leche desmaquillante facial de manera adecuada

Los últimos años hemos escuchado en varios medios de comunicación, la importancia de tener una adecuada limpieza facial. Pero poco sabemos de cuáles son las opciones que tenemos y cómo debemos aplicarlas.

Una opción, buena, bonita y barata de desmaquillarnos es con Leche Desmaquillante Facial, ya que limpia profundamente tu cara y cuello, liberándolos de cualquier huella de maquillaje, grasa, polvo e impurezas normales del día a día.

Paso a Paso: ¿Cuál es la mejor forma de usarlo?

  • Lava bien tus manos:

Antes de comenzar con cualquier paso de tu rutina de limpieza, debes tener perfectamente limpias tus manos, ya que se encontrarán en contacto directo con tu rostro y no queremos llevar bacterias. 

  • Retira todo el cabello de tu rostro: 

Separa tu cabello para que no se ensucie con los productos para el rostro. Para impedir que los mechones de pelo se te vengan a la cara, puedes utilizar algún tipo de turbante o diadema. 

  • Aplica la Leche Desmaquillante Facial por la piel:

Humedece ligeramente el rostro antes de comenzar. Toma la leche y coloca un poco de producto en los dedos.

Suavemente, extiende la leche limpiadora hasta que cubra el rostro por completo, incidiendo en las zonas más difíciles de alcanzar.  Usa tus yemas de los dedos (jamás las uñas) para darte un pequeño masaje en círculos durante unos segundos.

  • Retira el desmaquillante:
Ya que culminaste con tu masaje con el que lograste retirar toda la suciedad de tu piel, puedes comenzar a quitar el desmaquillante.
Usa un disco de algodón húmedo y limpio. Efectúa el movimiento siempre de dentro hacia afuera y de abajo hacia arriba, pues de esta forma estaremos realizando también ejercicios de gimnasia facial.
  • Lava tu cara con agua:
Si crees necesario lavar tu cara con un poco de agua, por que sientes que tu piel se ha quedado un poco tirante o que existen restos de producto, puedes hacerlo. Este paso es totalmente opcional. 
Posteriormente, seca tu rostro con una toalla limpia. Asegúrate de que el tejido que utilices esté bien limpio.
  • Hidrata tu piel con tu crema facial:

Cuando hayas secado perfectamente tu rostro, aplica un poco de tu crema del día a día. 


¡Y Listo! Estás preparada para ir a dormir.


 




Fuente: Diariofemenino.com 

CuidadoDáteloLeche desmaquillanteMaquillajePielRutina diaria